viernes, 21 de abril de 2017

Torta de queso y leche de coco

Buenas, buenas...tanto tiempo!...pido perdón por el abandono, tuve unos meses de revolución en mi vida, pero de esas que sirven para crecer y apostar a más, así que, feliz! 
Estoy de vuelta con una receta súper tentadora, deliciosa y muy fácil: torta de queso con leche de coco. No es el clásico "cheesecake", porque no tiene masa de base, no lleva leche condensada, ni crema, ni fécula, solo queso, azúcar, huevos y mi agregado personal de leche de coco. Y les juro que realmente no necesita nada más..ah! y es apta para celíacos...qué más quieren?
Manos a la obra...
Antes de empezar te digo que podés usar queso crema, el más firme que consigas, o ricota. Si usás ricota, como hice yo, procesala hasta que quede sin grumos. Porqué usé ricota? porque nos encanta su sabor!, y además es muuuucho más económica. 
Ahora sí, poné 1 kg de queso en un bol, agregá 330 grs de azúcar, ralladura de 1 limón y un chorrito de esencia de vainilla. Batí o mixeá hasta integrar bien. Incorporá 3 claras y 1 huevo entero, y volvé a integrar. Para terminar sumale 200 cc de leche de coco. Si no tenés leche de coco a mano, podés reemplazarla por 1 yogur, aunque el sabor final no sea el mismo, igual te va a quedar genial.
Volcá la mezcla en un molde lubricado con aceite o manteca y cociná en horno medio a bajo, unos 160 °, por 50´ a 1 hora. Vas a ver que se infla un poco, y se dora apenas. Va a estar lista cuando toques el centro, esté firme y no te quede queso pegoteado en el dedo. Apagá el horno y dejala unos 15 minutos adentro. Sacala y dejala enfriar antes de guardar en heladera.
Se puede freezar, aunque no creo que te queden muchos restos como para guardar...



                                      

martes, 7 de febrero de 2017

Bocaditos de acelga, sin huevo, sin tacc, sin fritura y con muuucho sabor!

La semana pasada publiqué una foto de unos bocaditos de acelga, muy similares a los clásicos buñuelos, pero sin huevo, sin tacc y sin fritura. Muchos me pidieron la receta, y  no les voy a mentir, es la misma que usé para las hamburguesas de ve verdura y yamaní, vean este enlace: http://patoentusalsa.blogspot.com.ar/2016/02/hamburguesas-de-verdura-con-solo-dos.html

Vuelvo a decir lo mismo, son muy fáciles, solo llevan dos ingredientes y el resultado es increíble. No dejen de hacerlos, me lo van a agradecer...





lunes, 23 de enero de 2017

Torta de zapallo y coco, versión II



No pude con mi ansiedad y al día siguiente en que compartí la receta de la torta de zapallo y coco, hice la prueba con los cambios planeados, el resultado? INCREIBLE! No solo hice algunos reemplazos sino que modifiqué y simplifiqué la preparación. Paso a contarles…
Primero licué los 400 grs de zapallo cocido con 1 taza de aceite, ½ taza de agua, 1 y 1/3 tazas de azúcar de mascabo,  ralladura de 2 naranjas, y un chorrito de vainilla. A ese licuado (que va a quedar bastante líquido) le agregué 3 tazas de harina integral, ½ cda de canela, 50 grs de nueces picadas y 100 grs de coco rallado. Incorporé todo, lo volqué en un molde lubricado y cociné en horno medio por unos 40 minutos.  Atención, no te asustes si la mezcla queda bastante densa, está bien, la vas a tener que poner de a cucharadas en el molde, es muy similar a la textura de una mezcla de budín.

Ahora a disfrutar!


lunes, 16 de enero de 2017

Torta de zapallo y coco, 100% vegetal



La verdad es que cuando ví la foto de esta torta en la web dije “…wow!...la tengo que hacer…”, realmente se veía muy tentadora. Si bien no me equivoqué, porque quedó muuuy buena, debo reconocer que, para mi gusto, hay algunas proporciones que no son perfectas. Aún así, decidí hacer la receta original para ver con qué me encontraba, y sobre eso poder corregir. Conclusión, hoy les paso la receta tal cual la encontré, y creánme que el resultado es excelente, súper húmeda, fresca, deliciciosa!...pero en estos días voy a hacerla nuevamente, modificando algunas cantidades y cambiando algunos ingredientes (voy a probar con mascabo en lugar de azúcar blanco, y harina integral en lugar de refinada). En el próximo post les cuento como resulta el experimento.


Para la versión original mezclé en un bol: 1 taza de agua natural, 1 taza de aceite neutro, 1 taza de azúcar, ralladura de cítricos y vainilla. Batí a mano hasta que se incoroporó todo y le agregué 3 tazas de harina, 1 cda sopera de polvo leudante y 1 cda sopera de canela en polvo. Seguí mezclando y por último añadí 400 grs de zapallo cocido (si es kabutia mejor) y 100 grs de coco rallado. Volqué en un molde lubricado y cociné en horno moderado unos 45 minutos (hacé la prueba del palillo que no falla!).


Consejo, hacela con anticipación, por que al día siguiente y fría, es mucho más rica.

Así quedó la mía...

miércoles, 4 de enero de 2017

Trufas de chocolate súper saludables



Como ya mencioné en otras ocasiones, la mayoría de las recetas veganas y crudiveganas, además de ser súper sanas y nutritivas, son deliciosas. Es el caso de estas trufas, que resultan una verdadera bomba de sabor, y las podés hacer en cuestión de minutos, con ingredientes que seguro siempre tenés a mano.
Te paso las cantidades un poco a ojo, porque depende del tipo de cacao y de dátiles que uses, pueden variar. Yo mezclé 1 y ½ taza de dátiles picados (los podés procesar) con ½ taza de frutas secas a elección (puede ser maní) y 3 cdas. de cacao amargo. Agregué unas gotas de acete de maní, que lo podés obviar si no tenés, es solo para aportar más sabor. Y finalmente amasé hasta que se formó una pasta homogénea que se pudo moldear con las manos. Armé las bolitas y las pasé por coco rallado. Podés agregarle ralladura de naranja, que con el chocolate no falla, algún licor, o reemplazar las frutas secas de la masa por coco rallado. Conservalas en la heladera porque frías son muchísimo más ricas! 

Dato: si no sos de tener dátiles en tu casa, te cuento que los podés conseguir en cualquier dietética, hay muchas variedades, para este tipo de preparaciones te conviene comprar los más económicos, que son los de Egipto.


miércoles, 28 de diciembre de 2016

Turrón crocante de frutas secas en 5 minutos



Es inevitable pensar en las fiestas de diciembre y no pensar en un turrón. Y para los amantes de la cocina, como yo, también es inevitable pensar en hacer uno casero. El año pasado te conté como hacer un par, un tanto más elaborados, pero sé que estamos cortos de tiempo, y las cosas tampoco están como para andar haciendo pruebitas y desperdiciando ingredientes, así que vamos por el más fácil. Solo necesitás frutas secas o  a elección y la misma cantidad de azúcar. Llevás el azúcar al fuego y la vas fundiendo despacio hasta que se forma un caramelo. Cuando todavía está clarito, le agregás las frutas, mezclás para que todas queden bien cubiertas, retirás del fuego y lo volcás sobre un mármol enaceitado o un papel aluminio. Lo extendés, lo dejás enfriar y listo!...Para conservarlo guardalo en frascos herméticos, y en un lugar seco, para que el caramelo no se humedezca. Le podés agregar semillas que le quedan buenísimas, o hacerlo de maní! Yo lo hice con almendras, nueces y cajú. 
Importante!...la fruta o semilla que uses tiene que estar tostada previamente.
 

jueves, 24 de noviembre de 2016

Chutney especiado de remolacha



En otra oportunidad ya te conté el origen del chutney (indio) y te pasé una receta muy fácil de repollo colorado y manzana. Esta vez, siguiendo con el color púrpura, que me encanta, les propongo uno de remolacha. Te aseguro que aunque no seas amante de esta hortaliza, en la combinación con el resto de ingredientes y especias, la vas a amar. Además es súper simple de hacer, se puede conservar por mucho tiempo y tiene mil usos: para acompañar carnes, como parte de una ensalada, relleno de un sandwich, para acompañar una picada o como entrada sobre algún queso que te guste.
Solo tenés que mezclar todos los ingredientes que te voy a mencionar y llevarlos al fuego por 45 minutos a 1 hora, o hasta que tome consistencia de mermelada.
Yo usé: 2 tazas de remolacha pelada y rallada, 1 manzana roja grande rallada, 1 cebolla grande cortada en pluma, 100 cc de vinagre de manzana, 200 grs de azúcar de mascabo (puede ser común), 1 cda. al ras de sal gruesa, 1 cda. de ralladura de jengibre, ½ cda. de canela.
La verdad es que no me basé en una receta específica, así que las cantidades fueron a gusto mío, por lo que vos podés adaptarlas según el tuyo. Por ejemplo, reemplazar manzana por pera, usar aceto en lugar de vinagre, agregar otras especias o ajo, etc…
Lo podés envasar en frascos esterilizados y conservar por varios meses, o en un recipiente hermético en la herladera hasta 2 o 3 semanas sin problemas.
Haceme caso y anímate a algo diferente.